La Revolucion del Dragón

El duende llega a la hoja del hada, que a esa altura, ya era su hada, por lo menos, él la quería suya, no como una propiedad privada, si no, en su más pura propiedad proletaria.
El hada dialoga con su dragón. Se lo presenta. El duende se saca el sombrero, le extiende la mano para que la apriete, pero se encuentra con un soplido nasal que casi le calcina las largas y peludas orejas. Se siente la confusión. La noche empezaba a despilfarrar señales.
El dragón levanta vuelo marcando en el territorio sugerencias de peligro. El viento golpea muy fuerte sobre el rostro del duende y su sombrero se vuela en la oscuridad. En vano intenta convencer al dragón de que quiere su amistad. Ya que el dragón esta dispuesto a defender la hoja de su amiga hada.
El hada llama al dragón a un rinconcito. Le pide tranquilidad. Le cuenta su amor por el duende. Su batalla cotidiana por festejar el encuentro. Le habla de los buenos augurios de la anciana del bosque; de la aprobación de la hadita. Y poco a poco el dragón empieza a calmarse, mientras observa al duende de reojo, como quien quiere adivinar sus verdaderas intenciones.
La paz llega al bosque, hasta que el dragón ve al duende besando a la hada y emprende la revolución. Sale volando con todas sus fuerzas. Grita desesperadamente su lema de guerra:
¡Dragón Adentro, Duende Afuera!
Empezó a buscar adeptos entre todos los habitantes del bosque. Árbol por árbol olfateaba, tiraba fuego y proclamaba:
¡Dragón Adentro, Duende afuera!
Todo el bosque despertó, todos estaban atentos a lo que podía pasar. El dragón planeaba en círculos, invitando al rió, al viento, al fuego. Pero la noche parecía acompañar al duende. Nadie respondió el llamado del dragón.
El hada se preocupó, se oyó un suspiro triste y el duende salió corriendo en busca del dragón. El duende lo nota desesperado, cansado, mientras observa sus intentos desvanecerse en la nada.
El duende dialoga con el dragón le pide tranquilidad, por el hada que esta cansada. Y así el dragón pactó la paz momentánea, mientras se aleja en silencio…

 

Anuncios

4 comentarios

  1. Cumpa, me gustó el texto, aunque por momento se me hizo medio confuso, usted lo dijo algo diferentes a lo existencial que planteaban antes la hadita y el duende.
    De todas maneras siempre se plantea alguna cosilla, que a mi parecer llega de una manera diferente segun la interpretacion de cada uno.
    siga adelante cumpa! usted si que se perfila bien en este arte de escribir!
    Saluditos
    cumpita loli

  2. viejita no dejes de subir tus historias
    aunque no creas ahi quienes estamos esperando lo que sigue
    un abrazo loco

  3. guarda que los dragones se reinventen.
    Ayer conoci uno, era parecido a una traición.
    me invito un trago y accedi, le puse dos hielos a eso que en ese momento era un wisky añejo, la amrca no la recuerdo. Lugo de una charla de poeta me di cuenta que estaba hablando con un espejo que me mostraba lo que yo no era…
    que triste se pueso la tristeza, que cobarde se hizo la mentira, que cierta pensó la verdad y que llorona se puso mi piel al ver que yo también era otro, alguien que ocultaba. En realidad era el mismo, pero a la vez tenía un dragón que podía salir en cualquier momento y mentirte, odiarte, rechazarte, marginarte, discriminarte, entre tantas otras cosas.Lo único que pido es que los dragones de cada uno los controlemos y dejemos de dañarnos los unos a los otros.
    De un poeta a otro.
    Un gran saludo

  4. Nicolas G M
    Bar Nocturno 4522
    Cordoba-San Juan- Bariloche
    A R G E T N I N A

    Hermano, quiero felicitarlo por juntarse a escaviar con su “dragón drogón”. Es necesaria mucha valentía, para enfrentarse en el espejo con uno mismo y explorar un lado que no siempre somos capaces de mostrar o de aceptar. La violencia es un mal, pocos son capaces de enfrentarse y entender sus propias limitaciones. Quererse y respetarse limitados y diferentes.
    ¿Si usted me pregunta en que se basa la felicidad? (Cosa que no ha hecho) Le diría que: en aceptarse y ser capaz de festejar y llorar nuestros propios triunfos. Esto también permite no depender de nadie para sonreír o para ser feliz. Y si llegamos a aceptarnos, también aceptaremos al otro, tal cual es. Y nuestras palabras serán constructoras de un puente amistoso, más que destructores de un camino sinuoso.

    PD: Si se encuentra seguido con un dragón frente al espejo, deje las pastillas que le recetaron para la rodilla, a lo mejor tienen efectos colaterales que recién se dejan ver.-

    Un abrazo y como siempre un gusto dialogar con usted. Le vendo el Blog.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s